Viva México con la sabrosa comida de Puebla

Sofía Romero

La cocina mexicana es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y la poblana es famosa en el mundo por sus sabrosos platillos. El menú es amplio y colorido incluye el mole, las cemitas y los tacos placeros, pero no hay duda que la estrella nacional son los chiles en nogada.

El viejo sabor mexicano



Una de las mejores mesas para saborear la buena cocina poblana es el restaurante Mi Viejo Pueblito, con 35 años de historia. Es como una invitación a deleitarse la sencillez y sabor de lo mexicano chile, frijol y tortilla.

Mi Viejo Pueblito se trata de sazonar con amabilidad y alegría cada platillo en su cocina y el propósito es enaltecer las raíces mexicanas, la cultura y gastronomía de un pueblo con integridad, calidez y creatividad.

La invitación es para saborear un delicioso mole poblano o el tradicional pipían en uno de los comedores con mejor sazón y tradición de Puebla, su “sabor te conquistará y el servicio te hará parte de nuestra familia”.

Lo sagrado en la mesa

La comida tiene mucho de espiritual y Ciudad Sagrada es el lugar ideal para disfrutar de alimentos para el cuerpo y el alma desde una terraza de la precisa Cholula. La vista extraordinaria al Santuario de la Virgen de los Remedios, construido sobre el templo a Tláloc, crea una atmósfera de paz y buena energía para disfrutar la vida y la comida.

La carta sobre la mesa: la tradición respaldada por la alta cocina mexicana está en su menú, en el que hay platos de siempre y nuevas y diferentes opciones a la parrilla. Esto hace de Ciudad Sagrada el lugar perfecto para un encuentro íntimo con nuestra cultura culinaria y más.

La gastronomía tradicional de México es, en general, una fusión de sabores indígenas y españoles. Ahora, la cocina nacional se ve enriquecida con la propuesta de Ciudad Sagrada.

El chef de la casa-restaurante Hugo Menutti honra el pasado prehispánico con una innovadora selección gastronómica, que rescata detalles característicos de las culturas precolombinas y los mezcla con ingredientes de quienes fundaron la ciudad.

Un detalle de lujo: Ciudad Sagrada brinda a sus comensales espectáculos culturales autóctonos, que reviven momentos memorables.

Puebla, el sabor de Casa Barroca

Los sabores de la cocina poblana son increíblemente variados, van de los sencillos de la carne asada y los tamales de pueblo al elaborado mole y las clásicas cemitas, pero hay uno que se enreda con sentir lo mexicano en el paladar:

Es el platillo poblano por excelencia: chile en nogada, que representa más que un manjar de la alta cocina mexicana. Es sinónimo de tradición y baluarte de la historia nacional, plasmada en cada uno de sus ingredientes, colores y sabores.

Es cierto que ha polarizado opiniones desde su creación, ocurrida en agosto de 1821, pero para deleitarse hay algunos lugares clave.

Los amantes de la buena cocina lo consideran un platillo único que demuestra la maestría de quien lo prepara, pues el balance entre sabores dulces y salados debe ser preciso; de lo contrario, podría desencantar a quien lo pruebe.

El chef Hugo Minutti afirma que el secreto está en esperar la temporada ideal:

“Se debe dejar que la nuez y la granada (ingredientes fundamentales del chile en nogada) tengan la maduración perfecta, para cuidar los niveles de acidez en el plato”.

Cada ingrediente debe seleccionarse cuidadosamente para que el resultado vaya más allá de una comida: “debe ser una experiencia que nos acerque a nuestro pasado y a los sabores que nos han sido heredados”.

Minutti, quien tiene dirige la cocina de Casa Barroca, uno de los restaurantes contemporáneos emblemáticos de Puebla, considera que estas recetas deben mantenerse vivas para que lleguen inalteradas a las nuevas generaciones.

“Parte importante de nuestra labor es rescatar los sabores y privilegiar el modo de preparación; con mayor razón si hablamos de un platillo tan representativo de nuestra gastronomía y del espíritu mexicano, el cual se ve exaltado desde el momento en que llega a tu mesa”, refiere.

Tradicionalmente es consumido en las fiestas patrias y lo importante es encontrar la opción más delicada:

“Puebla abre sus puertas a todos los turistas para deleitarlos con sus sabores. Y en Casa Barroca tenemos el compromiso de vivir una experiencia diferente que te hará decir ¡Viva México!”.