UNA TRADICIÓN DULCERA RESCATADA

Sofía Romero

Una verdadera colección de dulces mexicanos ha sido rescatada para celebrar el Bicentenario de la lucha por la Independencia y los cien años de la Revolución, son productos creados por artesanos y que en ocasiones sólo se venden en ciertas regiones.

Ponerlos al alcance de la mano y el paladar es un proyecto que incluye una línea conmemorativa de diez dulces tradicionales, cuyos orígenes y recetas han sido conservados celosamente por artesanos mexicanos, así como por variadas acciones de divulgación y promoción de la historia del dulce típico mexicano.



Es una idea surgida de la filosofía corporativa de PepsiCo: Desempeño con Sentido, que implica que todas las decisiones de negocio deben de beneficiar a las comunidades donde la empresa opera.

“Nuestras Tradiciones” es oportunidad para unirnos con el pueblo en los festejos del Bicentenario. “Con esta iniciativa, damos vida a nuestras históricas tradiciones a través de un proceso de acompañamiento y desarrollo con los artesanos de diferentes regiones de nuestro país (San Luis Potosí, Jalisco, Michoacán, México D.F. y Guanajuato) ayudándolos a cumplir con los más altos estándares de calidad y abriendo la posibilidad a que sus productos sean exportados”, dice Pedro Padierna, presidente Sabritas Región México, Centroamérica y el Caribe.

La marca Sonric´s realizó estudios de mercado para seleccionar los dulces más populares y queridos por los mexicanos, detectando entre ellos la cocada, el dulce de leche, el mazapán, los cacahuates garapiñados, entre otros, y enfrentó el reto de conservar el sabor tradicional y las recetas originales de nuestros productores mexicanos.
PepsiCo quiere compartir este patrimonio que se transmite de padre a hijo y de madre a hija. Queremos que los artesanos mexicanos tengan sus dulces tradicionales en todos los rincones de México, y es por eso que nos llena de orgullo. VIS