UNA MINA DE SALUD PARA LA EMBARAZADA

Sofía Romero

La mujer requiere del calcio prácticamente toda su existencia, a lo largo de la cual la fortaleza de sus huesos hace la diferencia positiva en lo que a calidad de vida se refiere. Pero, durante el embarazo debe asumir que es una necesidad indispensable para que su bebé nazca sano y fuerte.

De acuerdo con la nutrióloga Carmen Ruiz, asesora del Grupo Chilchota, nos cuenta que una futura mamá debe procurar su salud y la sus huesos y dientes, así como en proveer el calcio suficiente para la formación del tejido óseo o esqueleto de su bebé. 



Las principales fuentes de calcio, nos explica, son una alimentación diaria que incluya leche, yogurt y quesos frescos. En segundo lugar se encuentran alimentos vegetales con contenido de calcio como las espinacas y algunas semillas, pero su bio disponibilidad (absorción y utilización por el organismo humano) no es suficiente ni adecuada para cubrir los requerimientos diarios del ser humano.

Ruiz destaca que durante el embarazo, la mujer requiere:

 1 gramo de calcio diario (1000 mg).

1 taza de leche descremada contiene 302 mg de calcio

¾ taza de yogurt light con fruta contienen 211.8 mg de calcio

40 gramos de queso contienen 273.6 mg de calcio

El plan de alimentación de la mujer embarazada debe incluir la cantidad diaria suficiente de leche, yogurt o queso fresco en platillos y comidas habituales, tomando en cuenta que hay combinaciones de alimentos que pueden beneficiar o perjudicar la  correcta absorción del calcio.  La vitamina C mejora su absorción mientras que la cafeína la limita.

Aquí algunos tips para la dieta diaria:

      Acompaña una fuente de calcio con una fuente de vitamina C.  Puedes comer quesadillas de queso Oaxaca o un sándwich de queso panela con un vaso chico de jugo de naranja o naranjada con agua mineral de manantial. También puedes combinar queso cottage con fresas, toronja, naranja o guayaba

      Durante el embarazo se puede incluir 1 a 2 tazas de café al día. Evita comer en el mismo tiempo de comidas una fuente de cafeína y una fuente de calcio. Puedes preferir café en el desayuno y tomar un yogurt a media tarde o un vaso de leche semi o descremada en la cena.

      El exceso de proteína limita la absorción de calcio. No es buena idea desayunar sincronizadas con jamón y queso y un vaso de leche por ejemplo. Un desayuno equilibrado incluye una fuente de proteína, si eliges desayunar con queso acompaña con jugo y tortillas de maíz; si prefieres desayunar con leche ó yogurt, acompaña con cereal en hojuelas ó galletas y fruta de temporada. VIS