UN FRIJOL DE GRANDES CUALIDADES ANTICANCERÍGENAS

Un alimento tradicional en la mesa mexicana

Buen friojol, sabroso y saludable

 

Apuntes de Vida… Idea Segura



Los secretos del frijol tépari comienzan a ser desentrañados por un grupo de científicos mexicanos, que intentan dar la batalla al cáncer. Se trata de un estudio que puede sentar las bases para desarrollar nuevos medicamentos contra la enfermedad y alternativas que permitan generar alimentos que contengan propiedades curativas, dice Alejandro Blanco Labra, del Departamento de Biotecnología y Bioquímica del Cinvestav Irapuato.

La investigación es sobre el frijol tépari (Phaseolus acutifolius), uno de los más extraordinarios debido a su resistencia a diferentes condiciones, tales como enfermedades, sequía y el ataque de insectos, comenzó hace siete años mientras se buscaba la posibilidad de que una fracción proteica fuera capaz de inducir un efecto negativo sobre un cultivo de células cancerígenas “in vitro”, señaló.

En colaboración con el grupo de Teresa García Gasca, investigadora de la Universidad Autónoma de Querétaro, Blanco Labra encontró que la muestra se componía de dos proteínas principales: un inhibidor de proteasas (tema original del estudio) y una lectina.

Ambas proteínas produjeron alteraciones sobre las células, pero de diferente manera. La primera mostraba un efecto sobre la propagación, mientras que la segunda afectaba el desarrollo de las células malignas.

El frijol tépari contiene proteínas (lectinas) conjugadas con azúcares, las cuales interaccionan con otros azúcares ubicados en la superficie celular; éstas son capaces de detectar los cambios específicos en el contenido de azúcares que presentan las células cancerígenas. VIS