UN BUEN MOLE PARA TODAS LAS MESAS MEXICANAS

UN BUEN MOLE PARA TODAS LAS MESAS MEXICANAS

Apuntes de Vida Idea Segura

Uno de los platillos mexicanos que se reconoce en todo el mundo es el mole, al que Doña María ha dedicado más de medio siglo de atención, con el fin de mantener vivos los auténticos sabores del alimento más emblemático del país.

Y así preparó los nuevos sabores listos para servir, los cuales facilitan su deleite y responden al mismo tiempo a las necesidades actuales de conveniencia y ahorro en tiempo.



Doña María es pionera sabores novedosos de mole, que no existen en un formato listo para servir: Almendrado y Poblano con Chocolate, facilitando así su disfrute en cualquier momento.

Originarios de San Pedro Actopan y Puebla, estos moles son dos de las variedades más emblemáticas de este delicioso platillo nacional.

Ambos son producto de un largo proceso de preparación que consiste en la combinación de chiles con una gran cantidad de ingredientes que les dan personalidad propia. Por este motivo y para ahorrar horas en la cocina, la marca los acerca a la mesa de todos de una forma práctica, con presentaciones listas para servir de 540 grs.

Doña María refrenda su compromiso de mantener vigentes los sabores tradicionales de la cocina mexicana, los cuales pueden disfrutarse en una infinidad de platillos, ya sea servidos con vegetales, pollo, res, cerdo o mariscos, dependiendo del gusto personal. Platillos que podrán ser acompañados por unos deliciosos e igualmente típicos frijoles Doña María®, a elegir entre bayos o negros, enteros o refritos.