TEQUILA CON HISTORIA PROPIA

bebidaLa primera producción de Casa Dragones es de 12,000 botellas para el mercado de México y Estados Unidos, es de un tequila especial en el que todo ha sido cuidado, su botella está elaborada individualmente, con cristal sin plomo, grabada manualmente, utilizando la antigua técnica de la “Pepita”; firmada y numerada a mano, dando como resultado un sencillo pero elegante decantador, una pieza perfecta para albergar tan fina bebida.

Todo esto es posible sólo con una producción limitada año con año. Cada paso de la elaboración fue diseñado para crear un tequila tan terso que se deje descubrir por sí solo, poco a poco, conforme se va saboreando. Nuestra producción retoma los procesos tradicionales y añade las más innovadoras técnicas de producción. Casa Dragones representa un sabor elegante, con carácter refinado y un acabado ligero.

“El sabor único de Tequila Casa Dragones es lo que realmente nos distingue de cualquier tequila en el mercado” comenta Bertha González Nieves, fundadora y directora de Casa Dragones. La destilación es múltiple con agua natural de manantial, mediante un método de columnas que elimina cualquier impureza. Benjamín García, uno de maestros tequileros con más experiencia de la industria, se encarga personalmente del maridaje de tequila plata con un toque de tequila extra añejo, que ha sido añejado en barriles de roble durante cinco años.



Y obtiene como resultado un tequila joven 100% de Agave Azul, una de las cinco clasificaciones oficiales del tequila.

Sus campos de agave, localizados dentro del eje transversal en Tequila, Jalisco, se encuentran entre las tierras más ricas del mundo. En esta región existen asentamientos de ónix y obsidiana, resultando en una tierra fértil en donde abundan los minerales como el potasio y el silicio que junto con el clima y la altitud producen el agave ideal para crear el sabor que identifica a Casa Dragones.

“Nuestro nombre está inspirado en los legendarios Dragones de San Miguel de Allende, un pequeño grupo de la región dirigido por el general Ignacio Allende. Este grupo terminó convirtiéndose en una de las llamas que encendió el movimiento de Independencia de México. Casa Dragones es un testimonio de nuestro espíritu de independencia y de nuestro compromiso por hacer algo único dentro de la industria tequilera”, comenta González Nieves. VIS