SIEMPRE ES BUENA HORA PARA UN YOGURT

SIEMPRE ES BUENA HORA PARA UN YOGURT

Sofía Romero

Los días en que se pensaba que el yogurt sólo era parte del desayuno acabaron, todo porque se trata de un lácteo que brinda nutrientes básicos para el cuerpo y es excelente opción para contribuir una alimentación sana y balanceada para toda la familia.
Desde sus orígenes ha sido es considerado como el primer alimento funcional, ya que gracias a la fermentación producida por bacterias lácticas se ha comprobado una manera efectiva de mantener los nutrientes de la leche y ayudar a la digestión de quien lo ingiere.

Además, tiene una serie de beneficios, además de tener un agradable sabor, te hará sentir satisfecho por más tiempo, te proporcionarte un gran contenido de probióticos (cultivos activos saludables que ayudan la digestión), así como, otros nutrientes como el calcio y el fósforo.



Se ha demostrado que las personas que integran a su alimentación diaria el yogurt suelen tener un estilo de vida más saludable, “pero si estás aburrido del sabor del yogurt regular o light, deberías probar el de estilo griego OIKOS, que tiene una textura más suave y cremosa”, dicen expertos de Danone.

El yogurt griego puede llegar a tener el doble de aporte de proteínas que uno regular. Esto ayuda a tener una sensación de saciedad lo que hará que si estás en un régimen alimenticio comas menos, ya que por ejemplo, una taza de yogurt convencional bajo en grasas, por lo general contienen 5 a 10 gramos de proteínas, mientras que el de tipo griego aporta 13 a 20 gramos.

Otro de los beneficios de consumirlo, es que es una gran opción para quienes están en una dieta energética, ya que puede ser sustituto como una colación y evitar alimentos que tienen alta densidad energética.

Al tener una menor cantidad de hidratos de carbono que uno convencional, también contiene menos lactosa, que es un azúcar propia de la leche que genera intolerancia en ciertas personas manifestándose con malestar estomacal.