Seguridad de electrónicos, regalo de vida

Antonio Ávila

Es tiempo de nuevas tecnologías, que están en todos los campos de la vida diaria. Se dice que los niños de hoy nacieron con un chip tecno y juegan con los electrónicos modernos.

En el mundo infantil actual son populares las tabletas, celulares, videojuegos y aparatos electrónicos. Para que todo vaya bien SGS México trabaja, es un empresa especializada en certificación de seguridad.

Atención, seguridad ante todo

Sus expertos recomiendan: antes de comprar estos artefactos tecno, es imperioso asegurarse de que cumplan con las certificaciones de seguridad.

“Un electrónico que no cumpla con la normatividad establecida por la Secretaría de Economía, es un riesgo”. Se trata de aparatos no calibrados para garantizar que su funcionamiento no represente un peligro. Es la regla para cuidar a los pequeños de la casa, alerta Lillian Peregrina, directora de Consumer and Retail en SGS.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía cuenta que en el país existen unos 40 millones de niños de cero a 17 años, de los que la mayoría esperan un regalo para el 30 de abril.

En 2017, los papás de la Ciudad de México gastaron dos mil millones de pesos en obsequios para los pequeños. Un año antes, 11% de los regalos fueron aparatos electrónicos, como tabletas, celulares o videojuegos.

Reglas de oro

Lillian Peregrina señala que los electrónicos no son los únicos aparatos que requieren tener supervisión. Hay juguetes que integran componentes que requieren electricidad, por lo que deben cumplir con la reglamentación.

“Una casa de muñecas que tenga una lámpara en su interior, está sujeta al cumplimiento de la NOM-003-SCFI-2014. Establece las características y especificaciones de seguridad que deben cumplir los productos eléctricos que se importen o comercialicen”.

El objetivo es prevenir el peligro a los consumidores y sus bienes. El cumplimiento de la norma no es una garantía de la calidad o la funcionalidad del regalo. Lo que si hace , es garantizar que no haya riesgo de propagación de flamas, choques eléctricos. Asegura que el productos tenga tenga robustez mecánica y que el sistema eléctrico esté asilado correctamente.

“Los niños son traviesos por naturaleza y hay edades en las que son incapaces de medir el peligro. Recae en los padres, asegurarse que las cosas con las que juegan tengan candados de seguridad y no sufran accidentes”.

Peregrina detalló: para identificar los productos que cumplen con los estándares de seguridad. Los papás deben revisar que en la caja esté el símbolo de la Norma Oficial Mexicana.

Las NOM son herramientas que permiten establecer parámetros medibles. Incluyen características físicas y mecánicas que debe contener un producto o servicio, para evitar riesgos.

Para garantizar los resultados, las empresas deben hacer pruebas sobre los productos y supervisar su correcto funcionamiento en relación con los parámetros establecidos en la regulación.