PODER DE DIOS PREHISPÁNICO VUELTO JOYA

PODER DE DIOS PREHISPÁNICO VUELTO JOYA

Sofía Romero

México es un país rico en leyendas y tradiciones, escena en la que es protagonista Xipe Tótec, una enigmática deidad prehispánica ligada a la primavera. Su aparición en tiempos actuales se dio en 1932, cuando el mexicano Alfonso Caso descubrió en Monte Albán, Oaxaca, el tesoro de la Tumba número 7.

Xipe Tótec tiene un lugar especial en el catálogo internacional de Oro de Monte Albán, empresa joyera que tiene como fuente de inspiración culturas prehispánicas mexica, maya y mixteco-zapoteco.

Con la elaboración de reproducciones de joyería de oro y plata, la firma oaxaqueña Oro de Monte Albán ir al mundo lo que los ancestros mexicanos concibieron para enaltecer y venerar a sus divinidades, no por el valor de los metales (para ellos sin trascendencia) sino como una demostración de admiración y respeto.

Sobre Xipe Tótec cuenta que forma parte del tesoro de la Tumba número 7, importante de la arqueología americana que incluye una sublime variedad de joyas y objetos prehispánicos confeccionados en plata, oro, cobre, turquesa, hueso, cerámica y piedras preciosas.

En ese tesoro hay algunas efigies de Xipe Tótec, enigmática deidad prehispánica ligada a la primavera, la renovación y regeneración de la naturaleza.

XIPE TÓTEC

Existen relatos mitológicos e históricos sobre al dios desollado Xipe Tótec, cuentan que coincidiendo con el equinoccio de primavera, cada marzo, mexicas como el pueblo mixteco-zapoteco realizaba en su honor una festividad llamada ‘Tlacaxipehualiztli’.

Ahora, al inicio de estación, Oro de Monte Albán rinden tributo a la fuerza mítica y misterio de Xipe Tótec, considerado también patrono de los joyeros oaxaqueños.

Cada joya de la colección Xipe Tótec, elaborada ya sea en oro, plata u ónix, ejemplifica el poderío del dios. Las piezas están trabajadas por los orfebres oaxaqueños con virtuosismo y excelencia, por medio de técnicas ancestrales que acatan el proceso de vaciado a la cera perdida.

De las propuestas Xipe Tótec destacan dijes, aretes, broches, pulseras, collares, mancuernillas y fistoles de exquisita belleza. Para elaborar la línea prehispánica, los orfebres de Oro de Monte Albán realizaron una exhaustiva investigación histórica de cada pieza y la empresa obtuvo la aprobación de reproducción por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Oro de Monte Albán tiene puntos de venta en Oaxaca y en la zona arqueológica de Monte Albán, así como. Asimismo, San Miguel de Allende (Guanajuato) y Ciudad de México.