NOVIOS ATRAPADOS EN LA RED DE VIOLENCIA

Antonio Ávila

El enamoramiento durante el noviazgo es algo de lo que casi todo mundo habla bien y guarda entre los recuerdos que valen la pena, pero para muchas parejas esa etapa es un laberinto de agresiones, propiamente de violencia y dominio, que casi siempre ejercen los hombres sob



re las mujeres.

Ese es el ángulo del libro Violencia en el Noviazgo, cuyos autores Roberto Castro e Irene dicen que hicieron varios hallazgos, comenzando porque si alguien sufre una agresión emocional corre mayor riesgo de padecer la física.

Otro punto encontrado es que el problema va asociado a una ideología desigual de roles de género.

Las personas que tienen ideas tradicionales sobre lo que debe ser un hombre y una mujer, corren mayor riesgo de sufrir violencia en el noviazgo, que aquellos que tienen una cultura de equidad, en la que los derechos y deberes de ambos se conciben iguales.

Un tercer descubrimiento consiste en que esta situación en la infancia se asocia a un alto riesgo de padecerla o ejercerla en el noviazgo.

Según los datos de la Encuesta sobre Violencia en el Noviazgo, 10% de hombres y 9% de mujeres presenciaron violencia física entre los adultos que los cuidaban, y a 34 y 27%, respectivamente, los golpeaban de niños.

La obra de Roberto Castro e Irene Casique, ambos investigadores del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM), detalla los datos globales de las tres formas de violencia: física, emocional y sexual.

Dominio de género

En lo que toca a la violencia emocional indican que la diferencia no es significativa: 42.7% de los hombres dijeron haberla padecido, mientras que el porcentaje de mujeres fue de 35.8%.

Esta situación hace pensar a Castro que, por razones de dominación de género, ellas asimilan, neutralizan y normalizan las agresiones psicológicas, y los hombres, las magnifican y sobredimensionan.

“Hay que tener mucho cuidado con las estadísticas y poner en duda la creencia de que los datos hablan por sí solos. La investigación científica permite generarlos y examinarlos, pero también entender cómo y a partir de qué surgen”, subrayó. VIS