Mascotas en vacaciones, placer y compañía


Apuntes de Vida Idea Segura

Las vacaciones son para disfrutar con toda la familia, e incluso la mascota. Los días en que había que dejarla en casa por semanas enteras quedaron atrás. Hoy hay cadenas de hoteles y aerolíneas han adaptado sus normas para recibir animales.

Mundo Joven, la agencia mexicana que promueve el intercambio cultural a través de los viajes, comparte algunos consejos para vacacionar con mascotas.



  1. No todos los destinos son aptos para mascotas. La primera reflexión es si estará mejor contigo o si el viaje le puede suponer una situación de mucho estrés.

Si decides que vale la pena que vaya contigo, lo siguiente es escoger dónde ir y por supuesto, pensar en un destino en el que pueda disfrutar tanto como tú, infórmate previamente de las facilidades que encontrarás a la llegada; de si hay zonas en las que, en el caso de un perro, podrá correr libremente; si tienen restricciones o las condiciones climáticas.

  1. Prepara equipaje: correa, arnés , juguetes favoritos, alimentos, golosinas, recipientes para comer y beber, la medicación y recetas veterinarias, bolsas para el baño, los complementos que utilice habitualmente para dormir, caja de arena.

No te olvides tampoco de escribir en el collar el número de tu móvil, para que, en caso de pérdida, la localización pueda ser rápida.

  1. Viaje en avión: Opta por caja transportadora, tal vez no sea de tu agrado, pero piensa que tu mascota estará mucho más segura, varias aerolíneas comerciales te permiten viajar con perros o gatos, siempre y cuando vayan en estas cajas, por lo regular los envían a la bodega, por lo que te sugerimos colocar etiquetas visibles indicado a los manejadores de equipaje que llevan un ser vivo.

Pocas aerolíneas te permiten llevar la caja transportadora contigo en la cabina, siempre y cuando se trate de mascotas pequeñas y tranquilas, este tipo de servicios suelen estar en vuelos de primera clase y tienen un costo adicional.

  1. Viaje en coche: si piensas recorres largas distancias con tu perro o gato en el coche, lo más importante es que esté acostumbrado, así que asegúrate que lo tengan bien dominado, recuerda no darle de comer antes de subirlo al coche y si será un viaje bastante largo, tendrás que hacer paradas constantes.

Siempre llévalo asegurado ya sea en el asiento trasero o en la caja transportadora, poner un cobertor en las vestiduras de los asientos es otra gran opción.

  1. Hospedaje: cada vez existen más establecimientos pet friendly, por lo que seguro que en función de tu destino, podrás elegir entre hoteles, hostales, casas rurales, campings, sólo debes tener en cuenta cuál será más cómodo para ambos, por lo regular estos establecimientos que aceptan animales de compañía ya están preparados para atenderlos y además suelen ofrecer a sus huéspedes información de actividades adecuadas a ellos, zonas de paseo.

Si te alojas en un hotel, intenta que tu mascota pase el mínimo tiempo posible sola en la habitación, lo que minimizará el riesgo de que pueda molestar a los vecinos o pueda causar algún tipo de desperfecto. Y si te decides por un camping, es importante que seas especialmente cuidadoso y limpies con frecuencia las zonas de uso de tu mascota.