Los masajes para una madre

Vida Idea Segura

El primer spa destinado a las mujeres embarazadas y a aquellas que dieron a luz tiene como meta atender las necesidades de ellas y brindarles el cuidado que merecen antes y después de haber tenido un hijo.

La idea con la que Hot Mama fue creado para consentir a la mujer durante el embarazo y en post parto, con todo lo que necesita. Los cuidados se brindan en un solo lugar.



Para consentirla

La oferta es amplia  masajes prenatales, relajantes y deportivos;  tratamiento postparto, baños de hierbas, bandas linfáticas y masaje de cierre.

La nutrición de la piel es clave y se atiende con crema anti estrías y menjurje con una exclusiva receta de las abuelas.

Los expertos en masajes echan mano de productos L´occitane para el cuidado de la piel y que también ofrecen preparación para el parto y lactancia.

En el centro de masajes también se habla de primeros auxilios pediátricos y se dan talleres para instruir en las artes de ser mamá.

Claves del masaje

Sus creadores dicen que es de suma importancia tener muchos cuidados durante y después del embarazo por eso Hot Mama recomienda las siguientes terapias:

Masaje prenatal: los cambios que una mujer sufre durante el embarazo son a nivel estructural, psicológico, físico, espiritual y social por lo que este masaje ayuda a liberar tensiones, líquidos y molestias de espalda, mejora la circulación, el sueño y estimula el sistema inmunológico.

Se toman una vez cumplidos los tres meses de embarazo y hasta un día antes de la llegada del bebé.

Muchos de estos cambios llegan a ser incómodos por eso los masajes prenatales tienes siete principales beneficios:

1) Aliviar dolores de espalda

2) Combaten la depresión o ansiedad causada por el embarazo

3) Estimulan la circulación ayudando a mantener la presión normal.

4) Ayudan a mantener la elasticidad y flexibilidad, lo que previene la aparición de estrías

5) Alivian dolores musculares, calambres, tensión y rigidez

6) Proporcionan energía y ayudan a eliminar toxinas e inflamación.

7) Ayudan a una menor retención de líquidos.

Algo extra es el baño de hierbas,  estimulante y terapéutico, ayuda a eliminar impurezas restableciendo el “calor perdido” por el organismo durante el parto y favorece la involución del útero, es decir, que este se desinflame y vuelva a su lugar.