LOS JUGUETES DIDÁCTICOS, MUNDO DE BUENA VIBRA

LOS JUGUETES DIDÁCTICOS, MUNDO DE BUENA VIBRA

Marisela Torres

La conducta social se aprende y se va formando a lo largo de toda la vida, comienza en la cuna y los artículos que rodean al bebé son su primer acercamiento al mundo, desde este momento él identifica y les proporciona algún símbolo”, cuenta la pediatra Mara Guerrero.

De allí “la importancia que el niño esté rodeado de cosas que le transmitan valores. Existen productos como Imaginarium que enseñan al niño a dar un significado de amor y respeto a los muñecos, lo que representará a futuro el trato que el pequeño tendrá con sus compañeros de escuela”, explica.
Procuremos rodearlos de juguetes que además de seguros les aporten un valor detrás, como lo hace Imaginarium, leamos libros educativos, pero sobre todo, démosles un buen ejemplo de convivencia con los que nos rodean.



Hay que brindar a los pequeños un mundo, el del hogar para empezar, en el que la convivencia sea armónica y las relaciones fundamentadas en el respeto y amor. Los niños aprenden de los adultos, y las cosas buenas las entienden mejor cuando las adquieren como jugando.