LA PESADILLA DE LAS PIERNAS INQUIETAS

 Sofía Romero

piernasLa vida de las víctimas del síndrome de las piernas inquietas se convierte en un rompecabezas cuando no son atendidas a tiempo, pues esta enfermedad les impide descansar y sus noches son como una pesadilla. La neuróloga clínica Gloria Llamosa dice que esta enfermedad, castiga más a las mujeres, entre otras razones por que se da debido a una deficiencia de hierro, que puede darse durante el embarazo y por menstruaciones abundantes.

Nos cuenta que la urgencia de mover las piernas o una serie de sensaciones desagradables se originan durante los periodos del reposo o inactividad, y curiosamente se alivian parcial o totalmente con el movimiento. “Lo desagradable de este síndrome es que empeoran en la tarde o por la noche, justo cuando las personas dejan sus labores cotidianas para descansar y dormir”.



Muchos pacientes que sufren este síndrome de piernas inquietas padecen síntomas vespertinos y al anochecer, que afectan la eficiencia del sueño y el funcionamiento diurno. Se ha reportado que las alteraciones del sueño causadas por sus síntomas, que pueden tener un impacto directo en la tensión emocional y disminuir el estado de alerta emocional.
La doctora Gloria Llamosa dice que existen cuatro criterios de diagnóstico: Mover las piernas acompañado o causado por una sensación molesta y desagradable; – las sensaciones inician o empeoran durante el descanso, particularmente cuando se está acostado o sentado; impulso de mover las piernas se alivia o disminuye con movimiento y ocurre con mayor frecuencia por la tarde o noche.

Sobre el tratamiento para el síndrome de piernas inquietas SPI, se sabe que Ropinirol es el primer medicamento aprobado por la FDA (Agencia reguladora de alimentos y medicamentos de los Estados Unidos), que ha demostrado en estudios eficacia para aliviar de manera significativa sus síntomas.

La aprobación de Ropinirol de GlaxoSmithKline (GSK) fue precedida de un extenso programa de estudios clínicos. Como parte de dicho programa, se evaluó la eficacia y seguridad de medicamento en cuatro estudios pivote de 12 semanas que comprendieron aproximadamente a 1,000 pacientes con SPI primario de moderado a severo. VIS