LA DESNUTRICIÓN INFANTIL, UN ASUNTO DE TODOS

herdezSofía Romero

 



Las comunidades indígenas oaxaqueñas de Santiago Laxopa, San Francisco Jayacaxtepec, La Luz, Santa María Yacochi, Santa Catarina Yahuio, Palma Sola, Charco Redondo y Chacalapa, dejaron en el paso la marginación, hambre y pobreza, gracias al esfuerzo de su gente y el apoyo del Programa Herdez Nutre.

En estos lugares de Oaxaca los niños de menos de cinco años tenían peso y estatura baja para su edad, todo consecuencia de la desnutrición grave (3.4%) y moderada (12.1%).

Días de trabajo

A más de mil días de que arrancó el programa, “tenemos niños más sanos y saludables, con 80% de los pequeños en niveles normales de peso. Estas acciones contribuyen a disminuir de manera importante los efectos adversos que la desnutrición infantil acarrea a lo largo de la vida como problemas en el neuro-desarrollo, el aumento de enfermedades crónicas, bajo rendimiento escolar y laboral”, comenta Héctor Hernández Pons-Torres, presidente y director general de Grupo Herdez.

La Maestra en Desarrollo Comunitario, Silvia Díez-Urdanivia Coria, cree que plan ha tenido éxito porque a los pobladores se les proporcionan las herramientas necesarias para poner en marcha empresas sociales autosustentables que han dotado a las mujeres de madurez y autosuficiencia económica, acercando a las comunidades al objetivo de eliminar la dependencia asistencial. 

Botones de muestra
 

En las comunidades funcionan una panadería, una rosticería, una fábrica de conserva de alimentos, un criadero de truchas y dos cajas de ahorro. Esta última en 2009 con la integración de 42 socias, además que se impartieron 35 talleres interactivos sobre salud y fomento a la nutrición, se pusieron en marcha 335 granjas de pollos con paquetes de aves de corral y gallinas ponedoras, 320 huertos de traspatio y 15 huertos bio-intensivos para la producción de hortalizas, los cuales abastecen de alimentos a muchas familias.

La experta en desarrollo dice que un problema grave detectado desde 2006 fue la falta de espacios para cocinar. Actualmente, gracias al apoyo de empleados voluntarios de Grupo Herdez, se han construido 199 estufas ecológicas que facilitan la preparación de los alimentos, reducen un 50% el consumo de leña, evitan problemas bronquio-pulmonares en las amas de casa y favorecen la calidad del aire al interior de los hogares. 

El INNSZ y Herdez Nutre firmaron un convenio con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo e Innovación Científica y Tecnológica, a fin de poner en marcha el proyecto: Mujeres, Soberanía Alimentaria y Desarrollo en la Transformación del Medio Rural en la Sierra y Costa de Oaxaca, México. VIS