ESA ARDIENTE ANSIEDAD

ardor

 Sofía Romero

Un día cualquiera, especialmente en la tarde-noche, comienza a prender un ardor que se acerca a la garganta y deja un mal sabor de boca, es hora de ir al médico y averiguar si no se es víctima de enfermedad por reflujo gastroesofágico, la cual afecta lo menos una vez al mes a 40 de cada cien mexicanos.



La cosa es más grave para el 7%, que padece pirosis diaria. Su incidencia, nos cuentan experto en medicina, aumenta en personas mayores de 40 años y el trastorno es más frecuente en varones que en mujeres.

Origen y señales

Una cosa que se debe saber sobre el reflujo gastroesofágico (ERGE) es que se trata de una condición que comienza durante o después de la comida, cuando el contenido del estómago se regresa al tubo que conecta la boca con el estómago y ocasiona síntomas problemáticos y/o complicaciones.

Los síntomas típicos de la enfermedad son la pirosis: sensación de ardor detrás del esternón, y regurgitación: percepción del contenido gástrico en la boca. La primera es el síntoma más frecuente de la enfermedad por reflujo, y ocurre principalmente después de ingerir los alimentos.

En algunas personas, la enfermedad por reflujo gastroesofágico no interfiere con su salud general, en otros, el ácido del estómago regresa hacia la tráquea y causa tos, sensación de ahogo, dificultad para respirar e incluso neumonía. Con el transcurso del tiempo, puede formarse tejido cicatrizal en el esófago que dificultará la deglución.

Es muy importante que la gente reciba tratamiento en las primeras etapas del mal, así se evitan úlceras y hemorragias esofágicas, aspiración pulmonar, esofagitis, laringitis y ronquera matutina. Si el reflujo se vuelve repetitivo, hay que consultar al médico lo antes posible.

Contra incendios

El síntoma de pirosis es suficiente para el diagnóstico de la enfermedad por reflujo. Los pacientes que lo sufren pueden recibir tratamiento para supresión de ácido con un medicamento inhibidor de la bomba de protones.

La farmacéutica AstraZeneca es pionera en el desarrollo de estos medicamentos, cuenta con el único inhibidor de la bomba de protones de segunda generación disponible en México, el esomeprazol, el cual es considerado como el medicamento más eficaz para el tratamiento de la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Además de medicarse, el paciente debe cuidar su dieta y evitar el tabaco, las comidas ricas en grasas, el chocolate, el café, el alcohol, condimentos o irritantes como el picante y el jugo de naranja, entre otros. VIS