EN LA ESCUELA, LA HIGIENE ES UNA TAREA

EN LA ESCUELA, LA HIGIENE ES UNA TAREA

Sofía Romero

La escuela es centro de la vida de millones de niños, en ella aprenden y conviven durante mucho tiempo, por eso es también un foco de potenciales amenazas para la salud.

Para sortear las acechanzas es importante practicar unas sencillas medidas de higiene y así evitar contagios, cuenta Fernando Laredo Sánchez médico internista del Hospital de Especialidades de Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).



En el regreso a clases el niño debe utilizar el cabello corto y limpio para evitar infestación de piojos, uñas cortas y limpias, ya que son transportadoras de bacterias; lavarse las manos antes y después de ir al baño para no padecer de diarrea o vómito.

“Todo menor que asiste al colegio tiene la posibilidad de adquirir o contagiar a un compañero de gripe o diarrea, debido a que a esa edad comparten y aprenden todo, por lo que es importante enfatizar las medidas de higiene, para que mecanice estos hábitos que le van a dar larga y sana vida”, explicó.

Laredo Sánchez mencionó que los infantes las adquieren en casa y las llevan a la escuela, al salón de clases o al internado, con la finalidad de compartir con los compañeritos algo que debe ocurrir todo el tiempo y toda la vida.

Para evitar contagios y enfermedades es importante “hacer lo que siempre se debe hacer”: usar el cabello corto y limpio, lavar las manos, por lo menos antes y después de ir al baño, así como mantener las uñas cortas y cuidar la higiene bucal, ya que cuando un niño aprende y ejecuta constantemente estas medidas, seguramente tendrá una mejor calidad de vida.

Estas sencillas medidas de aseo personal con frecuencia deben estimularse desde la propia casa, “son costumbres sencillas que se olvidan un poco en vacaciones, pero que deben retomarse ya que son fáciles de fijar en los niños”.