El verano tiempo de cerezas y mucho placer

Antonio Ávila

El verano se va volando, como la temporada de una de las más ricas y elegantes frutas: las cerezas. Así que este es el momento perfecto para disfrutarlas al máximo.

Lo mejor para un festín de sabor es comer Cerezas del Noroeste, ya sea rojas o bicolores. Si no las haz probado prepárate para algo nuevo y adictivo. Su exquisito sabor y elegancia gastronómica les ha ganado el título de “el diamante de las frutas”.



En este escenario comienza la temporada de las cerezas frescas y se pone en marca por primera vez el “Mes de las Cerezas”, que en realidad es temporada veraniega con las cerezas como protagonistas.

En México cada año se incrementa el consumo de esta súper fruta deliciosa y al “incluirla en nuestra dieta diaria brinda grandes beneficios a la salud”, señala Juan Carlos Moreira representante de los Agricultores de Cerezas del Noroeste.

La temporada de cerezas frescas inicia a mediados de junio y se prolonga hasta agosto.

Comer esta espectacular fruta no solo nos brinda vitaminas y minerales necesarios para las actividades diarias, además de hidratar, pues 85% de su composición es agua.

De dónde vienen

La región del Noroeste de Estados Unidos produce las cerezas más dulces, en variedades rojas frescas y Rainier de color  amarillo y chapas rojas, estas son más duces.

Esta temporada podremos hay cerezas frescas del Noroeste excepcionalmente grandes, firmes, jugosas, con un sabor explosivo y un color intenso. Son frutos cargado de grandes beneficios.

Los Agricultores de Cerezas del Noroeste invitan a incluir esta súper fruta en tu dieta y a que te atrevas  vivir la experiencia de compartir y regalar 1 o muchas cerezas. Ten por seguro que aparte de dejar una linda sonrisa, a tus amigos, tu pareja, algún familiar  como sinónimo de amor  y/o amistad te sentirás increíble y quizá, hasta le cambies el día de alguien.

“El Mes de las Cerezas” es  el pretexto perfecto para dar un bocadito de amor y felicidad.