EL OSO DE LA SUERTE DE ROSA TOUS

EL OSO DE LA SUERTE DE ROSA TOUS

Silvia Ojanguren

En 1965, el mundo de la moda en joyería estaba por experimentar un cambio fundamental, daba sus primeros pasos en ese universo una mujer que adelantada a su tiempo abría camino a una nueva forma de crear.

Las cosas comienzan a pasar cuando tras casarse con Salvador Tous, Rosa inicia un proyecto empresarial común en la joyería que fundaron los padres de su compañero en 1920. Inmersa en plena vida familiar, Rosa empieza a diseñar joyas para sus clientes.



El éxito de estos primeros diseños les animó a montar un taller de joyería propio.

Y el salto grande se fraguó en 1985, en uno de sus viajes, Rosa vio un oso de peluche en un escaparate y pensó:

“¿Por qué no lo convierto en joya?” El oso de TOUS se ha convertido en el emblema de la firma. Desde entonces, Rosa crea las casi 30 colecciones anuales de la firma: un mix entre joyas para el día a día, joyas de tendencia y piezas únicas. El espíritu valiente y perseverante de la familia se mantiene intacto a lo largo de los años”, indica su biografía.

Desde 1920, TOUS ha creado un estilo de joyería único en todo el mundo, basado en el concepto joya-moda con un estilo fresco y sorprendente. Además de joyas, corebusiness de la compañía, TOUS cuenta también con una amplia gama de complementos: bolsos, relojes, perfumes, gafas, textil y marroquinería.

De tradición familiar, esta empresa internacional presente en 42 países con más de 350 tiendas, debe su éxito a la frescura de sus propuestas y a la capacidad de innovación artesana con la que se producen las 30 colecciones anuales de la firma, que se materializan en diferentes metales y piedras preciosas para cada ocasión.

Su singular modelo de gestión, basado en la flexibilidad y la calidad, y su forma de entender las tendencias –diseño y estilo- le han permitido una rápida expansión internacional y una excelente acogida de sus diferentes líneas de producto.