EL BUEN SOL

broncearApuntes de Vida… Idea Segura

Es un hecho que mantenerse demasiado tiempo bajo los rayos solares puede ser muy malo para la salud, pero es cierto que la exposición regular y moderada a los rayos UV contribuye a la protección contra el cáncer de mama, próstata y colorrectal (cáncer de colon y recto), así como del linfoma no Hodgkin, una de las dos formas de cánceres de los nodos linfáticos.

Un equipo de científicos holandeses dirigido por Han von der Rhee del grupo clínico Haager Hagaziekenhuis y la University of Rotterdam llegó a esta conclusión, que plasma en un estudio que se ha publicado por la revista especializada European Journal of Cancer Prevention.



En el texto, von der Rhee y sus colegas se refieren al hecho que la percepción pública de los efectos de la exposición UV se está quedando por detrás del actual conocimiento científico.

“El trabajo de los investigadores holandeses muestra una vez más que la exposición a la radiación UV tiene una influencia positiva en la salud humana. Los riesgos potenciales asociados con la exposición excesiva son bien conocidos para el público general. Por otro lado los aspectos que promueven la salud de la exposición a los rayos UV moderada al aire libre o bajo una cama solar regularmente reciben muy poca atención en cuanto a la información disponible al público”, según la Ad Brand de Sunlight Research Forum, una organización sin ánimo de lucro de los Países Bajos.

Para el estudio, el equipo de investigación holandés revisó y evaluó sistemáticamente los hallazgos científicos disponibles actualmente, que vinculan la exposición a los rayos UV y los cánceres internos. Su misión es hacer que el conocimiento médico y científico más reciente esté disponible al público general en relación a los efectos de la radiación UV moderada sobre las personas. VIS