Comer bien en las fiestas

Apuntes de Vida Idea Segura

Las tentaciones siguen y antes que termine el año hay que pensar en retomar los buenos hábitos alimenticios, un plan de ejercicios y no dejarnos llevar por los impulsos de las fiestas.

Kristen Kizer dietista del Houston Methodist Hospital dice que es posible con un poco de autocontrol y ajustes simples para disfrutar de las fiestas sin sabotear o ganar peso.



En estos días, explica, “la falta de sueño, abundancia de comida y estrés de la época son la combinación perfecta para el aumento de peso”, explica.

Piensa en lo que comes

La dietista sugiere varias cosas mantener todo en orden:

Regístrate en una carrera después de las vacaciones, es genial para incentivarnos a mantenernos activos todo el año.

Desayunar: en lugar de ahorrar tus calorías para la gran comida, ingiere un desayuno pequeño pero satisfactorio.

Al vapor es mejor: en lugar de alimentos procesados o ricos en grasa como los empanizados, prefiere lo asado o al vapor.

Eliminar los dulces extra: deshazte de malvaviscos y azúcar procesada y disfruta del dulzor de las frutas.

Duerme bien: dormir menos de seis horas por noche provoca antojos de alimentos azucarados y almidonados y disminuye la preferencia hacia comer alimentos más saludables.

Reduce la ingesta de carbohidratos: las comidas navideñas suelen ser altas carbohidratos, así que intenta reducir su consumo.

Disfruta de un postre sin culpa: sustituye aceite o mantequilla en tus recetas con salsa de frutas natural.

Elige entre alcohol o postre: decide de antemano darte un gusto con alcohol o postre, pero no con ambos.

Reduce la cantidad de comida que preparas para tus invitados. En lugar de catorce platillos, intenta preparar siete u ocho. Al hacer esto, puedes ahorrar tiempo y dinero y evitar comer el recalentado durante los días siguientes.

Evita los recalentados: El hecho de tener un recalentado es tentador, pero nos llevará a seguir consumiendo una gran cantidad de calorías en los días posteriores a las fiestas, por ello es importante limitar los platillos y las raciones.