CHOCOLATE UN BOCADO DELICIOSO Y SANO

CHOCOLATE UN BOCADO DELICIOSO Y SANO

Sofía Romero

El chocolate es bueno en toda ocasión y brinda energía al cuerpo humano, además que varios estudios hablan sobre que proporciona una dosis de elementos que hacen que la gente se sienta bien, alegre y lista para la diversión.

Este producto derivado del cacao contiene tres substancias orgánicas: glúcidos, lípidos y proteínas. En cualquier tipo de chocolate, la cantidad de proteínas sigue siendo constante entre 7 y 10%. A su vez, la proporción de glúcidos y lípidos varían de acuerdo al tipo de chocolate.



Además de las múltiples vitaminas (A1, B1, B2…) el chocolate contiene varias substancias con propiedades tónicas, estimulantes y antidepresivas:

La teobromina, es una substancia que estimula el sistema nervioso y facilita el esfuerzo muscular. El chocolate negro contiene en promedio 1,5% de teobromina, es decir 10 veces más que el chocolate con leche.

La cafeína que aumenta la resistencia al cansancio

La feniletilamina que con propiedades psico-estimulantes y neurotransmisoras.

La serotonina que puede compensar la pérdida de ciertas células nerviosas durante las depresiones.

La tiramina

De los alimentos que consumimos, el chocolate es el más rico en polifenol. Un chocolate negro contiene 840 mg por 100 g y el chocolate con leche 500 por 100 g. Alrededor de 13 % de los polifenol de la alimentación de un adulto proviene del chocolate. Muchos investigadores piensan que esos polifenoles podrían tener efectos positivos y benéficos sobre la salud, sus virtudes antioxidantes podrían reducir el riesgo de enfermedades cardio vascular, cáncer y otras enfermedades crónicas.

Vida saludable

El chocolate se integra perfectamente en una dieta balanceada y no provoca necesariamente incremento de peso. Mucho depende de la dieta, del estilo de vida y del tipo de chocolate que se consume.

Para obtener todos los beneficios saludables del chocolate, se recomienda consumir diariamente entre 35 y 40 gr, de preferencia 65% de cacao de alta calidad.

Un consumo excesivo de chocolate puede provocar un incremento de peso, pues si el cacao contiene pocas calorías, la manteca de cacao, azucares y grasas vegetales (presentes en chocolate blanco, leche y golosinas) contienen muchas calorías.