Calor para celebrar en familia y sanamente

Antonio Ávila

Los calefactores son opción práctica y cómoda para elevar la temperatura en casa y otros espacios en el invierno. Pero expertos de Home Depot dicen que es importante tener en cuenta acciones para prevenir incidentes.

Seis recomendaciones para mantener tu hogar calientito y seguro:



1      Elije el calentador que más adecuado a tus necesidades

Antes de adquirir uno evalúa: habitación dónde se colocarás y decide qué tipo de calefactor buscas y el espacio en se instalará, esto te dará idea del tamaño y modelo apropiado.

Si deseas adquirir un calefactor de gas de encendido eléctrico verifica si es de gas LP o natural. Revisa sus medidas y la cobertura acorde a las dimensiones del espacio donde desees colocarlo. Para una recámara o sala te recomendamos uno de cobertura de entre 30 a 40 metros cuadrados.

En caso de que busques un calefactor para el cuarto de baño, elige uno que sea especialmente para este lugar, te garantizará el desempeño esperado y es mucho más seguro por contar con enchufes de seguridad ALCI. Te recomendamos el termo ventilador de baño DeLonghi, que cuenta con tres niveles de intensidad, protección de sobrecalentamiento, y enchufe de seguridad contra agua, algo vital para el baño.

Para jardín o terraza no hay mejor opción que los diseñados exclusivamente para estas zonas; son de gas portátil y su acabado es de acero inoxidable para resistir a la intemperie.

2      Revisa que sea seguro y de buena calidad

Cuando se trata de un calefactor para el hogar, lo más importante es la seguridad. Por eso es primordial que revises lo siguiente:

▪      El calefactor debe incluir una rejilla protectora que cubra la fuente de calor

▪      Cumpla con la Norma Oficial Mexicana (NOM) correspondiente

▪      Cuente con un sistema de seguridad de auto-apagado y protección contra sobrecalentamientos

▪      Las zonas para manipular el calefactor sean tibias al tacto

▪      Sea estable y cuente con los accesorios necesarios para su manejo

▪      Sea manejado y guardado con cuidado para que no se dañe

3     Lee cuidadosamente el manual de uso antes de encenderlo

Esto es básico para cualquier calefactor que adquieras, ya que cada uno cuenta con sistemas diferentes de calentamiento, por lo que será necesario leer detenidamente las instrucciones para asegurar un buen desempeño durante su uso.

4      Asegúrate de una buena ventilación

Una buena ventilación, especialmente si usas calefactores de gas, te ayudará a mantener la seguridad de tu hogar, puesto que permitirá el tránsito adecuado de oxígeno para evitar algún malestar físico. Adicionalmente, no olvides revisar bien que no haya alguna fuga de gas.

5     Mantén el cable de corriente en buen estado

El cable de alimentación de corriente eléctrica es una de las partes más importantes de cualquier aparato, ya que es el conducto que le proporciona la energía para funcionar. Límpialo regularmente y mantenlo fuera del paso de personas, especialmente niños y mascotas para evitar accidentes o que se dañen.

6      Aplica la “regla del metro”

Recuerda alejar al calefactor por lo menos 1 metro de cualquier objeto, mesa, silla, sofá, cama, etc. Es una regla básica de seguridad, además esto permite que se caliente la habitación de forma uniforme y no los objetos cercanos. Desde luego esto aplica también para las personas, especialmente los pequeños.