ACEITE DE CANOLA SABOR Y SALUD EN LA COCINA

ACEITE DE CANOLA SABOR Y SALUD EN LA COCINA

Sofía Romero

El cocinar con grandes cantidades de grasas es una costumbre muy arraigada en las cocinas mexicanas, es parte de la tradición y gastronomía, pero es una mala idea, pues es riesgoso para el corazón.

Emplear aceite de canola es una buena opción, ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares por su bajo contenido en grasas saturadas (solo7%).



CanolaInfo en la que se advirtió que las enfermedades del corazón son de las principales causas de muerte en México y que cerca del 65% de las personas con diabetes mueren a causa de ellas.

Un estilo de vida saludable, que incluya una dieta baja en grasa saturada, grasas trans y colesterol ayuda a mantener el corazón sano.

Debby Braun, responsable del Servicio de Alimentos del Comité Olímpico Nacional, explicó que el tipo de grasa en la dieta es tan importante como la cantidad. Para reducir el riesgo de enfermedades del corazón se recomienda consumir alimentos que contengan grasas insaturadas, como el aceite de canola, pues pueden ayudar a reducir el colesterol “malo” o de baja densidad.

El aceite de canola es actualmente el más saludable para ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, por su baja concentración de grasas saturadas, cero grasas trans y cero colesterol. Además contiene más grasas omega-3 (11%) de todos los aceites comestibles existentes.

Estudios científicos han mostrado que solo 1.5 cucharadas de aceite de canola al día, en vez de cualquier otra grasa saturada, puede ayudar a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Cocinar con aceite de canola es práctico y un cambio que no afecta la preparación de los alimentos, por el contrario ayuda a resaltar el sabor de los ingredientes porque tiene un sabor neutral.

Chilaquiles verdes con pollo, del chef Eduardo Osuna:
Rendimiento: 6 porciones

Preparado en México desde hace cientos de años, los chilaquiles verdes son un hito en la gastronomía Mexicana. Este popular platillo que se consume en todas las casas mexicanas puede prepararse en una versión “mejor para ti” al agregar aceite de canola para freír los totopos. Disfruta de estos deliciosos chilaquiles mientras cuidas tu corazón.

Ingredientes:
Para los chilaquiles:
Totopos de maíz KG 0.600
Pechuga de pollo,
cocida desmenuzada KG 0.300
Crema de leche KG 0.090
Cebolla morada, en aros KG 0.180
Queso fresco, rallado KG 0.060
Salsa verde LT 0.900

Para la salsa:
Tomate verde KG 0.450
Cebolla KG 0.140
Chile serrano KG 0.030
Cilantro KG 0.015
Ajo KG 0.005
Aceite de canola LT 0.045
Caldo de pollo LT 0.450
Sal y pimienta al gusto

Procedimiento:
Para la salsa: En un comal asar los tomates verdes, la cebolla, el ajo y los chiles, licuar finamente junto con el agua y el cilantro fresco y reservar. En una budinera calentar el aceite de canola y freír la salsa, dejar que suelte el hervor y sazonar con sal y pimienta. Reservar. Calentar la salsa verde, una vez que suelte el hervor agregar los totopos de maíz y mover un poco, servir en los platos y decorar con la crema, queso, aros de cebolla morada y la pechuga de pollo desmenuzada.